miércoles, 9 de enero de 2013

Amor muy grande

Hace unos días, al sacar de la bañera a Valentina y llevarla envuelta en la toalla hasta su cuarto para vestirla, la descubrí abrazándome como no lo había hecho antes. Ahora lo hace todos los días y al sentarla en el cambiador no me deja vestirla porque sentadita se me acerca y me quiere seguir abrazando, suspiros incluídos (por su parte y por la mía)...

Después también empezó a abrazarme en la cama, está tomando teta, se levanta, se tumba encima mío y me abraza, le da igual la hora o si se duerme ahí, a veces se baja, se tumba otra vez, vuelve a tomar teta y otra vez abrazo que te pego :)

Ahora ya me abraza en cualquier momento del día, a veces me dice "Mamá" y me agarra y me pega un abrazo que parece un koala, yo como buena madre babosa enamorada de su hija, me dejo querer y no paro de preguntarme ¿cómo puede quererme tanto?, ya sé que es lógico, que soy su mamá, pero que sea tan chiquitita y me demuestre su amor tan claramente me desarma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario